Booktrailers de BELLVER-Joana Pol

Loading...

viernes, septiembre 29, 2006

Viki Tapada en el programa de IB3-Radio 3deNit.

El mundo es un pañuelo, y en Mallorca nos juntamos todos. Viki Tapada, la autora de "Mi madre creía en los cuentos de hadas", fue entrevistada esta semana en El Rincón Literario de 3deNit por Sandra Llabrés y la escritora mallorquina Joana Pol. Aquí Viki nos regala también la vista, ya que ella misma escogió las imágenes para ilustrar el audio con la lectura de su UTOPIA.






1- LEMA: Si en realidad dios es un símbolo de la perfección, y nos creo a su imagen y semejanza, ¿Por qué somos tan imperfectos?


2- BIOGRAFÍA: Me llaman Maria Victoria Esquiva Tapada, o eso indica mi DNI. Como escritora me conocen como Viki Tapada, nací en Palma de Mallorca hace 36 años aunque ya hace bastantes años que vivo en Inca. Allí vivo con mis tres hijos, la obra más hermosa que puede poseer una mujer. El año pasado salio a la luz mi primer hijo literario, “Mi madre creía en los cuentos de hadas”.
3- -MANIFIESTO: Desde pequeña mi lugar favorito eran las librerías y las bibliotecas, era un refugio perfecto para una adolescente que acababa de perder a su madre, por esta razón siempre quise escribirle algo que estoy segura que ella recibirá de algún modo. Cuando la comencé simplemente era un hilo que me permitía hablarle, sin embargo se fue convirtiendo en una novela que quiere mostrar a los adolescentes en concreto, lo completa que son sus vidas teniendo a una madre a su lado. Esto fue lo que me impulso a escribir “Mi madre creía en los cuentos de hadas”
4- -LECTURA:

Utopía


Antes de que hubiera vida en este, nuestro planeta llamado Utopía, mucho antes que eso… existió la gran diosa Galilea.
Galilea, diosa amorosa y primorosa, se veía sumida en la oscuridad. No le gustaba aquello, no se sentía a gusto y sabía que ella era la única capaz de dar vida, de crear un universo lleno de magia.

Galilea, tan sólo tenía un poder que menospreciaba porque la hacía sentir inútil, tal vez porque todavía no era consciente de toda la magia que guardaba en su corazón de terciopelo carmesí. Era el poder de la danza, a Galilea le encantaba bailar y cantar. Nunca pensó que aquello la colmaría de tantas satisfacciones.

Cubría su desnudez con pañuelos de colores brillantes, de infinidad de tonos eran aquellos velos que dejaban imaginar fácilmente un cuerpo de finas curvas y de tez morena. Su larga cabellera rizada era del color de la negra oscuridad, mas no carecía de brillo, estaba llena de vida como todo en ella.

Un día comenzó a imaginar un mundo lleno de fantasía, y a partir de aquella imagen comenzó a danzar, era la danza de Galilea. El movimiento de sus caderas sinuosas dibujaban los astros de luz, aunque carecían de brillo, entonces se despojo de un velo dorado y con suaves movimientos creó la luz de un astro brillante que iluminaría todo el universo con sus destellos dorados.

Estaba asombrada de su primera creación. Había creado la luz.

Después de pensarlo mucho decidió poner en práctica todo aquello que había estado creando en su interior, había llegado la hora de que toda la magia se expandiese hasta crear todo un mundo, un mundo en el que ella, sería la Diosa protectora.

Pues si más dilación se dispuso a crear una tierra llena de colores. Verdes para la vegetación, azules para el cielo, mares y ríos, marrones para la tierra de las montañas, rojos, rosas y blancos para las flores más hermosas. De una mezcla de todos ellos, surgieron nuevas danzas. Fue entonces cuando creo Driadas, protectoras de la tierra, Ondinas, las guardianas de mares y ríos, Salamandras, seres de fuego y por último Elfos, seres del aire.

A todos estos seres mágicos los dotó de gracia y de sabiduría, además de poderes. Estos, fueron creando a su vez otros seres, y entre todos ellos… crearon a los humanos.

Los humanos que habían sido bendecidos por los seres mágicos no tuvieron en cuenta a la Diosa Protectora, Galilea. Estos una vez tras otra la deshonraban con sus atrocidades y egoísmo. Los seres mágicos sentían que su Diosa no fuese amada y cada vez que la despreciaban sentían como iban perdiendo poder, la magia se estaba extinguiendo. Galilea no podía hacer nada, pues los poderes que les había otorgado a sus seres mágicos ya no le pertenecían.

En poco tiempo todos aquellos seres puros y mágicos que habitaban en Utopía se fueron debilitando hasta desvanecerse. Galilea fue debilitándose al igual que las salamandras, las Ondinas, los Elfos y las Driadas. El final estaba muy cerca, pues terminaría por desaparecer mas la razón era muy simple, dejaría de existir porque nadie creía en ella.

Los humanos no tenían fe en la Diosa y esa fue la mayor de las desgracias para Galilea. La diosa murió.

Galilea creía que desaparecería, pero no fue así. Descendió a Utopía como humana. Seguía siendo la misma, no había perdido ni un ápice de belleza y gracia. Prosiguió danzando y cantando, arqueando el cuerpo con la sinuosidad de cuan serpiente.

Aunque sus poderes se habían extinguido, la llama de su corazón seguía brillando. Los humanos no la aceptaron como humana, era demasiado libre. Sin ataduras ni reglas que la marchitasen como ocurría con todos ellos. Siendo desterrada de todas las tierras por las que pasaba, se fue convirtiendo en nómada.

Dicen que nunca tuvo un verdadero hogar, y sus descendientes tampoco. Todos ellos heredaron el amor por la danza y rodeados frente a una hoguera cantarían y danzarían por siempre.

Aquel pueblo que heredó la cultura nómada, cuyas noches bajo la luz de las estrellas evocaba a canciones y danzas armoniosas fue llamado el pueblo cíngaro, los nómadas que aún en nuestros días con sus velos, y pañuelos de colores bailan bajo la luna. Cuyo destino decidieron los humanos en un planeta que olvidó su nombre, Utopía.

Ahora creo que lo llaman Tierra y se a ciencia cierta que esta historia es desconocida para todos menos para Galilea y para mí, que he guardado el secreto de Utopía hasta hoy para mostraros que hace mucho, muchísimo tiempo tuvimos la oportunidad de ser libres.

viernes, septiembre 22, 2006

Miguel Ángel Rincón en 3deNit, con Sandra Llabrés y Joana Pol.

El autor de la semana ha sido esta vez Miguel Ángel Rincón, en un programa conducido como cada noche por Sandra Llabrés, y en compañía de Joana Pol. Hubo un invitado muy especial, un viejo amigo de este pequeño Rincón Literario, el escritor Miguel Ill Ferrer, quien leyó uno de los poemas de nuestro autor de la semana. Aquí lo tenéis:





Lema:
Elucubraciones de un Superviviente.


Biografía:

Miguel Ángel Rincón Peña nació en Ronda (Málaga) en 1977, actualmente reside en Prado del Rey (Sierra de Cádiz)
Dirige y es co-fundador de la revista cultural “El Diván” además de formar parte del equipo de redacción. Ha escrito artículos y poemas para varias revistas culturales. También publica en varias revistas cibernéticas como Ciudadanos.org, Poesía rebelde, Kaosenlared.net, etc.

En Abril de 2003, publica su primer libro de poesía llamado “La Tormenta” escrito entre Tenerife y Prado del Rey en los años 1997-2001, en realidad se trata de una antología poética. Dicho libro está ilustrado con varios dibujos del pintor José Hinojo.
En Julio de 2004 dirigió y colaboró en la publicación de Voces del Pueblo, una antología poética a favor de la Asociación Afaden-Prado. Donde colaboraron más de una docena de poetas. También preside el Colectivo Cultural “Primero de Octubre”

Ha intervenido en varias emisoras locales. Actualmente colabora en Radio Guadalete con una sección de poesía.
En septiembre de este año saldrá publicado su nuevo trabajo literario, un libro de poemas llamado Elucubraciones de un Superviviente, editado por Castellarte S.L.

En su portal de Internet podemos encontrar variada información sobre su obra literaria como poemas, artículos, reflexiones, etc.





Manifiesto:

En tiempos como los que nos ha tocado vivir, necesito la poesía como bálsamo ante la rutina, ante este mundo que cada día se parece menos al que veo en mis sueños, por eso escribo poesía, porque a través de ella puedo crear mundos habitables.






Lectura:



ELUCUBRACIONES DE UN SUPERVIVIENTE

El paso del tiempo hace mover nuestro mundo,
hace que lo que ayer era semilla, sea hoy flor
que lo que ayer era una idea, hoy sea canción.

El transcurrir de la vida hace que todo evolucione,
que lo que hoy es sueño, sea mañana realidad,
hace que lo que hoy es un río, mañana sea un mar.

El maratón de la existencia inventa futuros improbables.
Quién sabe dónde terminarán mis huesos al amanecer,
quién sabe en qué lugares esperaré al anochecer…

La vereda de nuestra vida se va estrechando lentamente
casi sin darnos cuenta nacemos, crecemos, sin saber
que la añorada inmortalidad era cosa de la niñez.

Y aún hay gente que lucha a diario para existir,
portando banderas que el tiempo ha de barrer,
guiando sus vidas por la maraña del tropel.

Existe gente capaz de aguantar el chaparrón diario
que exige la subsistencia cuando no hay nada más,
cuando el amor es un desamor prolongado al más allá.

El rechinar de nuestros huesos nos hace pararnos y pensar
en cuestiones que hasta ahora nunca se nos habían ocurrido,
cosas que antes, nuestra incipiente juventud relegó al olvido.

Ya va siendo hora de aparcar la vida por un momento
y descender del tren a mirar la vía, a observar el fin.
Porque la vida, es agonizar y aprender lentamente a morir.











CUANDO ESTAMOS JUNTOS

Los espacios son infinitos cuando estamos juntos,
cuando estamos juntos el mundo se mueve ralentizado
y la prisa se vuelve calma cuando estamos solos.

La inmensidad se vuelve partícula reflejada en tus ojos
y tu mirada celeste se ausenta intrínsecamente, aquí,
dentro de esta habitación que mengua por momentos.

La fugaz estrella, brillante cual Luna, la noche atravesó,
nuestros deseos quedaron sellados para siempre
donde la noche nunca acaba, donde siempre es madrugada.

La alcoba muta en nave espacial cuando existimos,
cuando sentimos, cuando somos, cuando estamos juntos
y habitamos desiertos de arena blanca como la espuma.

Salta al vacío y olvida lo que te aguarda abajo
si quieres, yo te estaré esperando con una flor
ella amortiguará tu caída con sus suaves pétalos.

Y si necesitas un bálsamo para este punzante amor
mi corazón te servirá de alivio, de espontáneo consuelo…
…cierra los ojos sin miedo, estamos juntos de nuevo…




DE NADA ME ARREPIENTO

De nada me arrepiento si mañana el cielo sigue ahí,
si sigo pisando el suelo por qué he de protestar,
por qué he de gritar si todo sigue como hasta ahora.

Mientras las estrellas vuelvan cada noche a mi sofá
seguiré pensando que todo está en orden aquí abajo.
Por qué he de salir a la calle a vocear infelicidades.

De poco puedo arrepentirme si llenas el hueco de mi cama
y haces oídos sordos a mis excesos nocturnos con la madrugada.
De nada me serviría airear mis penas a cualquier particular.

Para qué malear mi vida con tontos arrebatos de imprudencias
si aún me queda la luna, la noche, un corazón, un amor…
…de qué serviría despistar a los instintos en una noche como ésta…

Que bajen los buitres y se coman estos huesos si alguna vez
rechacé un envite de la irascible diosa de la lujuria.
Pero, de qué sirven los besos que se dan si no vuelven jamás.

De qué sirven los corazones que dejamos atrás, adónde huirán,
quiénes los aceptarán una vez usados y con fecha de caducidad.
De qué sirve entonces quejarse de lo que ha de venir.

De nada me arrepiento si el cielo sigue ahí, encima de mí
mirándome con ojos de madre y mirada de esposa.
Por qué voy a gritar si todo va a seguir como siempre.

De poco voy a quejarme si me besas detrás de la oreja
y murmuras que me quieres más que ayer y menos que mañana.
Quizá, quién sabe, yo sienta lo mismo en esta vil madrugada.

domingo, septiembre 17, 2006

Francisco Arsis entrevistado por Sandra Llabrés y Joana Pol en IB3-Radio

El autor de esta semana ha sido Francisco Arsis, de cuya obra, "Aventura en el pasado", se leyó el capítulo "Una carta de amor". Joana Pol y Sandra Llabrés le entrevistaron en EL RINCÓN LITERARIO DE 3DENIT, y en el fragmento escogido para la lectura la voz del narrador pertenece nada menos que a José Bonet, nieto del mítico Bonet de Sampedro.






LEMA

“ESCRIBIR CADA DÍA ES EL MOTOR QUE IMPULSA A MI VIDA”

BIOGRAFÍA

Me llamo Francisco Arsis y soy un autor novel, aunque llevo varios años escribiendo relatos y cuentos cortos. Nací en Alcoy, aunque llevo viviendo en la ciudad de Almansa desde hace unos 15 años, por motivos de trabajo. Soy administrativo en las dependencias de un centro sanitario de la seguridad social. Mi interés por la Literatura y la cultura en general me empujó desde muy pequeño a escribir, decantándome pronto por los cuentos y relatos cortos.

En 1998 logré ser finalista en el 4º Certamen Literario de relatos breves organizados por "Libros Diez" en la propia ciudad de ALmansa, con el relato "Claro de Luna", lo que definitivamente me animó a seguir escribiendo con asiduidad. He publicado varios relatos en prensa y medios digitales, teniendo buena acogida.

Con la reciente publicación de mi libro "Aventura en el pasado", novela de corte histórico y fantástico, he iniciado así mi incursión en un género que siempre resultó ser para mi especialmente atractivo y que por fin he decidido abordar.

La editorial se llama Slovento, y el ISBN es 84-96379-70-1. Se puede solicitar en cualquier librería de España con estos datos, aunque no lo tengan disponible, pero se halla presente en la librería “Cervantes” de Oviedo, en la librería “Universitaria” y “80 Mundos” en Alicante, “Ramon Llull” en Valencia, “Canela” en Barcelona, “Pérgamo” en Madrid, “Rayuela” en Málaga, y “Popular” y “Herso” en Albacete, por citar algunas.



MANIFIESTO

Cuando tenía alrededor de 8 ó 9 años, descubrí en una estantería repleta de libros que unos tíos míos poseían en su casa, una caja llena de libritos de cuentos de hadas y gnomos, al estilo de los que escribía la popular Enid Blyton. Durante varios veranos no hacía otra cosa que leerlos una y otra vez hasta casi sabérmelos de memoria, lo que imagino que con el tiempo cultivo mi imaginación, pero mi decisión de escribir no surgió hasta que, alrededor de los 15 ó 16 años, comenzase a cartearme con gente de mi edad de todo el territorio español. Con el fin de intentar que mis cartas no resultasen aburridas o anodinas para mis amigos, acostumbraba a adornar todo aquello que sucedía en mi vida, por ejemplo cualquier anécdota interesante, para terminar convirtiéndolo todo en un pequeño relato entretenido.

Poco a poco fui tomándole gustillo a escribir, al margen de que me pasaba casi todo el tiempo libre que me restaba leyendo libros, hasta que llegó un momento en que decidí enseñar los relatos que iba escribiendo a varios de mis familiares y amigos. Al comprobar que, en cierta manera, les gustaba lo que escribía, creí llegado el momento de presentarme a varios concursos de certámenes literarios para relatos y cuentos, hasta que por fin, en 1998 logré quedar finalista en uno de ellos, en la propia ciudad de Almansa, con el relato “Claro de Luna”. Es quizá el relato al que más cariño tengo, sobre todo porque significaba ponerme en la piel de “Beethoven”, como si realmente fuera él y no yo el dueño de aquellas palabras.

A partir del año 1999, Internet se convirtió en indispensable para mí, decidiendo presentar una gran parte de los relatos que había escrito hasta el momento en las diversas páginas web dedicadas a la literatura. Es el caso de “Valvanera.com” de la Rioja, “Polseguera.com”, “Ciberanika.com”, entre otros.

También surgieron páginas personales que deseaban que mis relatos fueran incluidos en sus páginas, incluso de países sudamericanos, llegándome con cierta frecuencia e-mails de apoyo y felicitaciones por esos relatos publicados.

Finalmente, hace unos dos años, el departamento de “Prensa y Noticias”, un periódico de Alicante, se puso en contacto conmigo para manifestarme que habían decidido publicar algunos de mis relatos en las páginas de sus periódicos, repartidos por toda la provincia, debido a que, al parecer, consideraban que tenían la calidad suficiente para ser publicados. De paso, me comunicaron que algunas personas habían telefoneado a la redacción para hacer constar que los relatos eran de su agrado, preguntando por el autor. Incluso me comentaron que una señora mayor había llamado llorando, emocionada por uno de los relatos y que le había hecho sentir muy feliz.

Todo ello, junto con la creación de un blog, cuya dirección es http://blogs.ya.com/asolasconmicuaderno, fue lo que definitivamente me impulsó a crear mi primera novela, y que ahora por fin ha sido publicada. Fue un proceso muy extraño, porque al principio yo publiqué algunos capítulos en mi blog, sin saber a ciencia cierta si todo quedaría ahí o terminaría escribiendo en verdad una novela.

Pero casi al principio quedé sorprendido por las respuestas de los blogueros y aquellos que me visitaban en general. Eran comentarios sorprendentes, porque cuando se trataba de esta historia, la gente parecía maravillada de verdad. Fueron algunas de las expresiones las que me hicieron pensar en esta posibilidad, al margen de los comentarios. Como por ejemplo: “mierda, qué blog, qué historia”, o “si alguna vez publicas un libro dímelo que lo compraré de inmediato”, o también “podría ser perfectamente la novela del verano”. En fin, cosas así. Yo estaba acostumbrado a los buenos comentarios en el blog, algo muy usual por otra parte, pero percibía, no sé si sabría decirlo, una voluntad extra de hacerme saber que lo que estaba escribiendo les gustaba.



LECTURA

AVENTURA EN EL PASADO. UNA CARTA DE AMOR
(Capítulo extraído de mi novela “Aventura en el Pasado”)

- ¡Señorito! ¿Está despierto? ¿Me oye usted? –Una voz en la inmensa lejanía, pero aguda y estridente llegaba hasta mí, sin saber siquiera donde me hallaba.
- ¡Por favor, no grite de esa manera, quien quiera que sea! –dije, apretándome la cabeza con las dos manos.
- ¡Soy Paquita, su criada! –manifestó la voz, que ahora ya notaba un poco más cercana, más real –pero no diga que grito, señorito, eso no.
- ¿Criada? ¿Dónde estoy? –En aquél momento resultaba imposible para mí saber a ciencia cierta donde estaba, pero en verdad esperaba que aquella voz acabase despejando mi interrogante.
- ¡Dónde va a ser! ¡En su casa! ¿Aún piensa que está en Málaga? Regresó antesdeayer ¿se acuerda?
- ¡Oh, mi cabeza! ¡Me va a estallar! Málaga... ¡Marisa Rondal! –dije, casi murmurando, aunque a ciencia cierta Paquita debía tener un oído muy fino.
- Si, eso quería decirle, señorito. Hay una carta suya. Usted me dijo que si llegaba algo a nombre de ella, que se lo hiciese saber de inmediato.
- ¡Ahora salgo, Paquita! –respondí, saltando de la cama.
- Más le vale, porque son más de las diez. Lo digo por su trabajo... –el tono de recochineo de Paquita era más que evidente.

¡Las diez! El señor Santángel estaría furioso, esperando el artículo sobre Inglaterra. Pero no acudiría sin antes haber leído la carta de Marisa. Era la primera vez que, despertándome, tomaba casi plena conciencia de dónde me hallaba a los pocos segundos, aunque bien es verdad que había sido gracias a Paquita, sin sentirme extrañado ni confuso, sin aquella terrible sacudida en mi cabeza que me hacía aullar de dolor y que se mantenía durante al menos una hora, hasta que de forma paulatina decrecía y desparecía por completo. Era parte del precio que tenía que pagar por disfrutar de aquellos increíbles viajes en el tiempo que por supuesto yo daba por buenos, y que ahora, afortunadamente, parecía haber cesado. Sin embargo, el aturdimiento que me invadía seguía permaneciendo al menos de momento, algo que duraba siempre alrededor de unos cinco minutos y que en los primeros instantes hacía que desconociese en realidad donde me hallaba, si en el pasado o en el presente. Al salir de la habitación y llegar hasta el salón, reconocí al instante la carta de Marisa con aquél sobre fabricado con pasta de esparto, algo muy común en aquella época. Podía sentir su perfume, algo embriagador, y era increíble contemplar su genial estampación, con inimaginables sellos hoy en día. Seguro que en el presente, los numismáticos pagarían enormes sumas por aquellos ejemplares con la imagen de la Reina Victoria Eugenia de Battenberg vestida como enfermera de la Cruz Roja española. Las manos casi me temblaban al desdoblar la hoja que contenía la graciosa caligrafía de Marisa Rondal. Hubiera pagado con gusto por saber que tipo de pluma había utilizado para escribir aquellas frases que, al comenzar a leerlas, esperaba fueran todo lo maravillosas que ya intuía. La tinta no era negra, sino violeta, lo que le daba un tono más femenino si cabe al conjunto de la carta.


Querido Marco:
Sólo hace apenas unas horas que te has marchado y ya te echo tanto de menos que mi corazón empieza a sentir dolor, pero es un dolor dulzón a la vez, porque en el fondo se siente feliz por haberte conocido y compartido tantos bellos e intensos momentos.

Pero en realidad ha durado todo tan poco... Conocerte, amarte y dejar de verte casi al instante ha dejado mi alma herida, y sólo volver a estar contigo podrá curar esta tristeza que vive en mí desde que te fuiste. Y no... no soy exagerada al decirte que todo me pareció un instante, porque eso ocurre cuando se es tremendamente feliz, que el tiempo emprende una velocidad incontrolable, dejándote sin aliento, al contrario que cuando se es desdichado.

Ahora... no soy desdichada, porque siento que te estoy amando aunque no pueda estar contigo, pero el tiempo se ha ralentizado tanto que no veo sino lejano el momento de volver a sentirme inmensamente feliz cuando me estreches entre tus brazos, me beses, me acaricies y me digas esas palabras tan bonitas y dulces que sólo tú sabes decir, enardeciendo todos mis sentidos.

Marco prométeme que volveré a verte. Sólo te pido eso. Incluso si dejaras de amarme, podría soportarlo, pero no verte más me haría tremendamente desdichada. Hay algo en mi interior que me dice… que es como si no fueras real, que sólo eres fruto de mi imaginación, que en realidad no existes y esto no es más que un sueño, el sueño que quizá toda mujer le gustaría tener.

Si, sé que soy una tonta al pensar así, que esto no es producto de mi fantasía, y que todo ocurrió realmente. ¿Cómo si no iba a escribirte esta carta? Porque aún puedo sentir el veneno de tus labios, el sabor de tu boca... y cada vez que pienso en ello siento como se eriza toda mi piel, invadiéndome tal escalofrío que me recuerda una y otra vez que sólo será aplacado el día en que de nuevo tus brazos se apoderen de todo mi cuerpo.

Cuando leas esta carta estaré camino del nuevo mundo, hacia Argentina, el país que tanto ama a la Patria chica, como dicen sus ciudadanos. Junto a mí viajará Margarita Xirgú, la artista más famosa de España de todos los tiempos. Al menos, para mí lo es. Tenemos una pequeña gira por todos los teatros de este bello país latino. A mi vuelta representaré en Madrid una obra de nuestro insigne escritor D. Benito Pérez Galdós, donde corre a mi cargo el principal papel femenino. Nada será tan importante en mi vida como que tú estés presente en la obra, allí en la primera fila, donde yo pueda verte y sepa que tú estás pendiente de mí en cada momento.

Sé que me esperan días muy tristes sin ti, donde el tiempo parecerá detenerse y no avanzará tanto como yo quisiera, pero todo lo daré por bueno si al final tú vuelves a aparecer en mi vida, lo que significará que en verdad esto es algo más que un sueño, que no se trata de una locura transitoria, aunque no por ello dejaría de ser una bendita locura...

No tengo valor para despedirme ni siquiera en esta carta, aunque sé que debo hacerlo, porque de lo contrario permanecería aquí toda la tarde y la noche frente a ella, hasta que la tinta se secase de tal forma que no pudiese terminarla y finalmente el sueño me abatiese.

Te haré llegar oportunamente la fecha del estreno de nuestra obra en Madrid. Sólo me queda esperar que eso ocurra antes de que mi corazón se resienta tanto que no pueda soportarlo más y se rompa en mil pedazos, y sólo de amor por ti, Marco...

Te amo, Marco Vassallo, y pase lo que pase, siempre te amaré.

Sinceramente tuya, con eterno cariño

Marisa Rondal

Una dolorosa punzada invadía ahora mi corazón, no porque no pudiese volver a verla en mi actual viaje, sino por todo lo que aquella carta transmitía. Marisa ni siquiera podía imaginar mi realidad, y que ni yo mismo tenía claro si todo esto no era más que un sueño, y ella una de mis fantasías. Aun así... ¿Cómo podía ser una fantasía el contenido de esa carta? Sí, Marisa Rondal existía, no podía ser de otro modo, pero... ¿qué pasaba conmigo? ¿Qué sería ahora de ella si yo no regresaba en posteriores viajes? De alguna forma estaba atado al pasado, ahora más que nunca, y no podía permitirme que Marisa Rondal no supiese otra vez de mí. Y sin embargo... ¿cómo terminaría aquello? Tarde o temprano habría que afrontar la verdad, y entonces ¿qué pensaría mi adorable andaluza de principios de siglo? ¿Cómo reaccionaría si algún día le dijese que ella tenía... ochenta y cinco años más que yo, y que en el mundo actual tendría la friolera de ¡ciento quince años!

Pero no... yo no podría jamás decirle la verdad, por mucho que quisiera. No tendría ningún sentido, y a pesar de todo, incluso ya dudaba que fuese cuerdo y no me estuviera volviendo loco de remate. Porque... ¿quién podría creerme? Y por otra parte, me aterraba pensar que pudiese quedarme atado al pasado exactamente igual que don Alfredo. Estaba dispuesto a todo, es verdad, pero tenía la firme convicción de que debía haber alguna forma de trastocar aquél patrón supuestamente preestablecido, aquel empecinamiento en el año 1916. Si se trataba de una puerta del tiempo no entendía que pudiese limitarse de ese modo, a menos que fuera por una razón de gran peso, o quién sabe si provocado por la misma persona o ente que hubiese creado dicha magia. Cada vez cobraba más fuerza en mí esta sensación, y la idea de que no fuera más que un suceso paranormal ya ni siquiera entraba en mi cabeza. A no ser que todo fuese producto de mi imaginación o simplemente, un agradable sueño…

viernes, septiembre 08, 2006

Francisco Javier Illán Vivas en IB3, con Sandra Llabrés y Joana Pol.

En EL RINCÓN LITERARIO de 3 De Nit, de IB3-Radio, el autor de la semana ha sido Francisco Javier Illán Vivas, más conocido como Paco Illán, y Fonso Simó dio voz al excelente relato de terror que aportó el autor en esta ocasión, quedando así de bien, gracias al estilo y la riqueza de vocabulario propios de este autor murciano, y cómo no, a las magníficas dotes interpretativas de Fonso Simó:







- LEMA.

(Escrito por Luis Alberto de Cuenca en el prólogo de la segunda parte de La cólera de Nébulos, de próxima aparición)

Si quieres que los relojes se detengan, te invito a sumergirte en el reino de Celestos, “donde el tiempo es un concepto sin valor”. ¿Me acompañas? (Luis Alberto de Cuenca).

- BIOGRAFÍA.

Francisco Javier Illán Vivas. Nací el 20 de octubre de 1958, en Molina de Segura, Murcia. Por motivos familiares de mis padres viví durante unos años entre Badajoz y Olivenza (provincia de Badajoz). Después regresé a mi ciudad de nacimiento.
Trabajo como funcionario de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. Tengo la diplomatura en Criminología y Master en Dirección de Seguridad por la Universidad Autónoma de Madrid.

Mi primera obra publicada sobre papel fue un libro de poemas, en 2003, “Con Paso Lento”, Nausícaä Edición Electrónica, Murcia, en octubre de 2004. En 2005 publiqué “Dulce Amargor”, editado por el Ayuntamiento de Molina de Segura.

Durante un tiempo publiqué en portales digitales, como Yoescribo.com., Noveles.com, o centropoetico.com.

He publicado “La Maldición”, primera entrega de LA CÓLERA DE NÉBULOS, que fue presentada en diciembre de 2004, Nasícäa, Murcia. En marzo de 2006 apareció la tercera edición.

Mi relato “La casa de mi madre” está incluido en la antología preparada por Manuel Aparicio Burgos, “Con la pluma a cuestas: Catorce escritores desde La Rioja”, Editorial Dossoles, Burgos, noviembre 2004.
Otro de mis relatos, “La estatua del santo”, está incluido en la antología “Cuentos de La Molineta”, Ayuntamiento de Molina de Segura, abril de 2006.

Llevo la sección de cultura y comentarios literarios ACANTILADOS DE PAPEL, del periodico digital http://www.vegamediapress.com/. Periodico del cual fui nombrado subdirector en enero de 2006. En Agosto de este mismo año apareció la edición en papel, con una tirada inicial de 25.000 ejemplares.

Desde octubre de 2005 presento Los martes de Luna Llena, en el café concierto Guabábana Jam, de Molina de Segura. Un espacio literario-musical con autores de la vega media del Segura.

Por último, si es que hay último, colaboro con la Tertulia de los Jueves, del Casino Cultural de Molina de Segura (premio de la prensa local al espacio cultural), llevando mensualmente un autor literario, normalmente fuera de la Vega Media del Segura.

- MANIFIESTO.

- "Creo que todos escribimos sobre los cimientos que otros nos legaron. La materia prima son las palabras, difícilmente permaneceremos insensibles a los grandes obras que nos precedieron".
- "Como los deportistas se entrenan todos los días: escribo todos los días para estar en forma, sobre cualquier tema, considero que ello hace que mi voz adquiera muchos más tonos, registros y recursos".
- "Confío plenamente en mí, pues sé que cuando llegue la inspiración me pillará escribiendo, como han dicho muchos grandes autores a lo largo de la historia".
- "Cualquier poema siempre se queda por debajo del que previamente imaginamos. Las palabras nos persiguen, cuando andamos, cuando vamos conduciendo, y, como decía Goethe, van quedando apiladas como leña, hay que dejarlas secarse, arderán a su debido tiempo".
- "En la narrativa sigo los ejemplos de Lovecraft, creando una atmósfera y desarrollando un crescendo a partir de una situación normal de la vida y, sobre todo, no dejar ver al monstruo nunca por completo".
- "Siempre intento violar alguna ley de la naturaleza, que suceda algo imposible de sostener racionalmente y las apariciones deben ser siempre sorprendentes y cada vez más aterradoras".
- "Intento repetir una determinada palabra (por ejemplo: la cosa), para que se grabe en el ánimo de quien la lee, utilizando sonidos y olores, todos los que forman parte de la naturaleza del miedo. Lamentos, aleteos, pezuñas, truenos y arañazos".
- "Los personajes deben ser valientes, cercanos a la locura y su curiosidad invencible".
- "Por último, los paisajes, sombríos, casi en palabras de Lovecraft: árboles descomunales, capaces de albergar espíritus y demonios o monstruos surgidos de las tinieblas".


LECTURA.


Pesadilla

A Robert E. Howard

El sueño se negaba a acercarse a mi lecho, mientras las horas goteaban pesadamente. Intenté averiguar el motivo del nerviosismo que me dominaba, pero no lo encontré. Entonces, inopinadamente, un irreprimible temblor invadió poco a poco mi ánimo, y a la larga una verdadera pesadilla vino a apoderarse por completo de mi corazón y de mi entendimiento.
El miedo me puso los pelos de punta, estremeciéndome de horror. Ya conocía semejante sobrecogimiento. Te puedo jurar que las puertas de infierno se abrieron para soltar legiones de tinieblas, saliendo como aviesos torbellinos de llamas dispuestas a devorarme. La habitación se sumergió en una hosca quietud.
Ya te hablé de ella, de su belleza que dejaba sin respiración, de aquel horror que sufrí cuando me contempló, aunque por un instante, la primera vez. La bóveda laberíntica de mi cabeza vio sus labios rojos, entreabiertos, sus largas y negras pestañas, sus ojos execrables y llenos de sombras, su pavoroso bosque de cabellos.
Allí inclinada sobre mi, tenía algo de impío, tanto en la seducción de su sonrisa como en el brillo de sus ojos y la lujuriosa pose de su voluptuoso cuerpo. Cada gesto y cada uno de sus movimientos la apartaban del comportamiento normal de las mujeres; su belleza indómita no estaba sometida a ley alguna, estaba hecha para enloquecer, para hacer que un hombre se volviese ciego e inconsciente, despertando en él las desenfrenadas pasiones propias de nuestros antepasados antropoides.
Cuando parpadeaban sus ojos, en ellos se proyectaba la lujuria, la endemoniada crueldad y la perversidad monstruosa que han atemorizado a los hombres desde los primeros tiempos, desde que descendieron de los árboles.
¡Judit! ¡Judit! ¡Judit! Repetí mil millones de veces aquel espantoso nombre.
¡Cielos, qué abismos y cumbres de horror acechan en ese nombre! Enloquecido por las heladas puñaladas de sus horrendos ojos, me convirtió en una ruina sangrante, sacó de mi cuerpo el alma y el ser, sumergiéndolos en un río de lava ardiente. ¿Se recuperará mi mente de lo que vi? Hoy creo que jamás lo hará.
Nunca, ni en los peores momentos del ansia de beber, experimenté nada parecido. Ardí con el calor de mil volcanes y me helé en el frío de su mirada, que ningún hielo puede igualar. Las palabras de Robert E. Howard vineron a mí atormentado entendimiento y bajé arrastrándome hasta los más hondos pozos del tormento y ascendí hasta las torturas más encumbradas, miles de harpías aullantes me rodeaban, gritando y rajándome con sus infestas garras. Cada uno de mis huesos, cada una de mis venas, cada una de mis células, sufrí entre gritos el dolor que jamás nadie ha sentido, desintegrarse mi cuerpo, y esparcirse átomo a átomo, ensangrentado, por el Universo de las Sombras. Pero cada uno de esos átomos, cada una de esas células, juntas y por separado, se mantenían unidas en el suplicio a mi mente, gritando, rabiando de dolor. Y en un movimiento absorbente, volvieron a unirse, a integrarse, para hacer más agónico el tormento.
Entre los vapores ardientes del volcán, los ojos fuera de sus órbitas, sufriendo el abrazo del frío mortal, me oía gritar mientras mis manos se convertían en garras y me arañaba con desesperación. Laceré nuevamente mi carne, en un frenesí agónico que me hacía comprender que estaba vivo, que ese dolor era signo de vida, que viviría mientras fuese capaz de rajar mi propia carne con mis manos.
Con un alarido bestial, me abalancé sobre la botella que había en la mesilla de noche y frenéticamente bebí. La cogí con ambas manos, apenas consciente de lo que estaba haciendo, apreté con tal violencia que el cristal estalló entre mis dedos. La mezcla de líquido, sangre y cristales cayeron sobre mi garganta y mi pecho.
En la miseria de mi degradación, el líquido era un puñal de lava ardiente que me atravesaba el corazón y que hacía revivir, de un modo extraño, los escasos momentos de consciencia que había vivido en los últimos tiempos, antes de iniciar la búsqueda, cuando era un niño que corría por los trigales, acariciando las coronas de las espigas, recuerdos que sospechaba que mi torturada mente perdería en aquella jornada. ¡Ya eran lejanos y borrosos los momentos que viví con la única mujer a la que pude amar! El negro mar del olvido se había interpuesto entre ellos y yo.
Cuando desperté me encontré en una solitaria calle. ¿De dónde habían surgido aquellas atalayas que brillaban entre la niebla? Sus luces me llamaban de un modo extraño. Parecían latir, estrellándose contra mi cerebro. Me apreté con fuerza las sienes doloridas, luchando por hacer que mis pensamientos volviesen del laberinto caótico en el que se habían extraviado. La niebla danzaba con formas extrañas y siniestras. Se acercaba hacia mí.
Cuando los espectrales dedos de la niebla estuvieron a punto de atraparme, fríos como manos de cadáveres, entré en una habitación. Espantosa escena de muerte me aguardaba, cientos de esqueletos, calaveras, huesos, carne podrida, su hedor me asfixiaba, las ratas corrían entre los despojos y detritus humanos, los reptiles se escabullían entre los huecos de los ojos de las descarnadas calaveras. ¿Dónde me encontraba? ¿De dónde habían surgido aquella obscena locura, negra y terrible?
Permanecí inmóvil, en mitad de la estancia. Primero lo atribuí a mi caótica mente, dominada por el alcohol, pero sabía que desde la profundidad de unas descarnadas cuencas oculares, unos grandes ojos ardían clavados en los míos, ojos que doblegaban mi alma y mi entendimiento, clavándome en el suelo. Aquella masa de carne putrefacta, destrozada y comida por ratas y serpientes, se reía de mí. ¡Era ella!
¡En ese momento mi cabeza estalló! Las atalayas se tambalearon y cayeron, una gran columna de humo ascendió desde los infiernos, torbellinos de maldad escaparon de las profundidades de la noche y ascendieron a los cielos. Sin ser consciente de ello, había alcanzado el revólver y convertido mi cabeza en un castillo de fuegos artificiales. Caí y no fui consciente de nada más.
Me hundí en un mar de inconsciencia.


© Francisco Javier Illán Vivas


http://www.illanvivas.com

viernes, septiembre 01, 2006

Lucía González Lavado en IB3, con Sandra Llabrés y Joana Pol.


La autora de esta semana ha sido nada menos que Lucía González Lavado, un mito entre muchos jóvenes lectores de toda España. Aquí tenéis un archivo audio-visual de unos fragmentos de su obra, y un extracto del programa 3 De Nit, de IB3-Radio, en el que Lucía fue la protagonista, siendo entrevistada por Sandra Llabrés y la escritora mallorquina Joana Pol.






LEMA

-Nadie apagará la llama de mi espíritu.


BIOGRAFIA

Lucía González Lavado. Vivo en Almendralejo, Badajoz y tengo 24 años.

Curriculum literario


Publicaciones.
Hijos del dragón I. Revelación.
Entrelíneas editores.
1º Edición Noviembre del 2005.
2º Edición Enero del 2006.



Hijos del Dragón II. Las armas sagradas.
Entrelíneas editores.
1º Edición Abril del 2006.





Hijos del dragón III. El secreto del tigre. Navidades 2006.
Hijos del dragón IV. Otoño 2007.
Hijos del dragón V. Otoño 2008.



La metáfora nº 5.
Marzo 2006.
Relato: Las alucinaciones de la bruja.






El canto de las sombras
Relato de terror
Aurora Bitzine nº47
Junio 2006

Revista El Navegante. I.E.S Santiago Apóstol.
Relato de terror:
«Tras el espejo»
Junio 2006.






Publicaciones en Yo escribo.
Las alucinaciones de la bruja. Relato publicado en http://www.yoescribo.com/
El guerrero y la concubina. Relato publicado en http://www.yoescribo.com/
Venganza a través de la red. Relato publicado en http://www.yoescribo.com/


Artículos y reseñas.
El punto de vista de los autores: La saga de los Hijos del Dragón,de Lucia González Lavado
Revista literatura fantástica. «Hijos del dragón Revelación y Las armas sagradas»
Septiembre 2006.


Guiones para asociación yiyoes production.
El viaje ( En producción).
La llamada de un extraño (En producción).
Sesión de espiritismo( En producción).



Premios.
Tercer puesto en concurso de cuentos de habla Hispana celebrado en Internet. Categoría, mejor cuento del género en el que participaba. 2002.

Cuarto puesto en concurso de cuentos de habla Hispana celebrado en Internet. Categoría, mejor cuento categoría general. 2002.

3 Manifiesto

Con mi forma de escribir pretendo mostrar una literatura diferente, llena de magia, frescura, apasionantes aventuras, amores imposibles y sobre todo llegar a la juventud, a ese porcentaje que no lee y piensa que la literatura es aburrida. Quiero llegar hasta ellos con personajes jóvenes muy parecidos a como ellos son ya sea en forma de vestir de pensar etc.
Intento escribir libros que sean muy entretenidos y que la acción no decaiga y con ello que el lector pierda interés.

LECTURA:

Una de las más hermosas voces masculinas de las Baleares, Fonso Simó, dio vida al fragmento introductorio de la novela de Lucía González Lavado.

Profecía
Una noche cualquiera del año del dragón, el cielo oscuro se teñirá de sangre y los cinco planetas se alienarán. A esta clase de extraños fenómenos se le unirá que asomarán en el cielo de toda la galaxia las cuatro lunas, incluida La Oculta, la temida, vista por todos bajo un cielo teñido de sangre. La señal hará su aparición con el
año del dragón y con dicha señal un dragón surcará los cielos en busca de los elegidos, los protegidos, nacidos en su año. Con su garra bendecirá al nacido y al primogénito, concediéndoles su poder y su furia, fuerza suficiente para derrotar al inmortal y cesar así su reinado de oscuridad. Los elegidos con la señal nacerán. Hijos del dragón. Temedlos, con ellos el reinado del inmortal llegara a su fin.


Hijos del dragón I. Revelación. Capítulo 3:


Nathrach se interpuso ante Kun cuando lo vio corriendo. En sus labios se dibujó una sonrisa y sus ojos verdes brillaron con intensidad. Alzó las manos y unas lanzas de hielo comenzaron a formarse en ellas.
Kun, atemorizado ante el poder de su enemigo, comenzó a retroceder y corrió. Entonces vio cómo lanzaba contra él aquellas nuevas armas. Una de las lanzas le atravesó la pierna y cayó. El frío que le provocó era estremecedor y no podía moverse. Impotente, vio que su atacante caminaba muy lentamente hacia él saboreando la victoria.

Hijos del dragón I. Revelación. Capítulo 10:

Niara corrió por los largos e inmaculados pasillos del interior del castillo hasta llegar a su puesto. Su hermana había decidido subir a la cúpula, ella no estaba de acuerdo y por eso se le iba a adelantar. Su hermana solo controlaba la luz, ella podría hacer algo más desde lo alto de una enorme cúpula.
Tras girar varias veces en círculo, se paró ante una puerta minúscula y dorada. Se agachó y se coló por ella para dar a un lugar descubierto, la zona que rodeaba la cúpula por la zona norte, por donde las doncellas solían salir a los exteriores y limpiar sus cristales.

Enrolló su largo vestido alrededor de sus caderas y comenzó a subir las oxidadas escaleras hasta llegar a una pequeña base blanca en el centro de la cúpula. Se puso en pie con dificultad debido al fuerte viento que la golpeaba. No pudo evitar soltarse cuando una oleada de gélido aire la golpeó y la hizo caer a la plataforma. Parte de su cabello se había soltado de la redecilla y ondeaba a su capricho con gracia. Molesta, se la quitó, dejando libre su larga melena rubia y ondulada. El pequeño rubor que siempre acompañaba a sus rosadas mejillas había desaparecido debido al miedo que la dominaba; incluso sus ojos verdes estallaron en lágrimas, cosa que nunca se permitía. Se armó de valor y al alzar la vista vio todo el castillo sobrevolado por tres dragones negros.

Nuria García, con Sandra Llabrés y Joana Pol en Es Racó Literari de 3 De Nit

Núria García fue la autora de la semana en El Rincón Literario de 3 DeNit, en IB3-Radio, con su libro infantil MAX, EL ALONGUÉ MÁGICO.

El programa se desarrolló en mallorquín, excepto la lectura de la obra que fue en su versión castellana. A la espera de las imágenes que la autora desea que ilustren el archivo, aquí tenéis un extracto de cómo se desarrolló el programa:

LEMA:

El cervell es un gran ordinador, la lectura es el combustible i l’home
es el que el posa en marxa.

BIOGRAFÍA:

Núria García Martínez. Va néixer i vaig viure a Barcelona fins als 15 anys.
Actualment tinc la residència a Santa Maria del Camí. La meva feina es de monitora d’aeròbic, però la meva passió és l’escriptura. Estic casada i soc mare de un nin de 11 anys.
Per poder escriure trec les hores d’allà on siguin, malgrat sigui el vespre de tard.

. Max el alongué es la meva primera obra literària que s’ha publicat. Però des de fa anys escric. Relats curts i altres coses. En aquest moments estic fent feina en
un llibre de fantasia per adults.
La primera presentació del llibre es va fer a Santa Maria. del Camí, el dia 7 de febrer i vaig tenir molta audiència, es varen vendre 300 exemplars. La segona. a Sant Climent de Llobregat, Barcelona, el dia 24 de febrer. També vaig estar molt arropada per el catalans. Allà es varen vendre la mateixa quantitat d ‘exemplars.
El dia 11 de aquest mes, he d’anar al Fregenal de la Sierra, Extremadura, a fer
un altre presentació. I el més de setembre a Madrid. Què per cert ja tindrà que ser
la segona edició. Què ja esta feta i editada.

El llibre h’ agradat molt a les escoles. I ni ha que li posaran com a llibre complementari de lectura en castellà.
Una anècdota, curiosa va ser, a una cadena local de Barcelona , la Localia.
Varen recrear el ninot de Max el alongué, mentre jo explicava el llibre a nins
de una escola. Va ser molt emocionat-
Max el alongué es ven a Mallorca, Barcelona, Tarragona i Madrid.
A part si ni ha gent que el vol i no el troben a la seva ciutat, el poden encarregar per internet des de la pàgina Web del llibre:
www.maxalonguemagico.com

A Mallorca es pot trobar a: Palma en: Drac Màgic, Fiol Llibres Antics i Moderns,
Llibres Colom.
A Inca: Espirafocs, Tots Llibres i Vilanova Pons
A Santa Maria Papereria La Vila i Estanc Frontera

NO hi ha res en particular que me impulsi a escriure,. Ho faig perquè me surt de dins. En qualsevol moment apareixen paraules i frases rodolant per la meva ment què desprès he d’escriure i donar lis vida. La fantasia conviu amb jo. Així és més fàcil inventar històries.

ENTREVISTA:

1 Perquè escrius? L’escriuré és un sentiment que viu dins jo i ha de sortir
de fora. La millor manera es aquesta.

2 Els escriptor novells el tenen fàcil? No, crec que no. Però a vegades topen

amb editorials que lis agrada la seva feina i ajuden a partir cap a davant.

3 Quina es la teva meta i que esperes obtenir d’aquest mon? Mai me he

plantejat quina seria la meva meta. Ni tampoc on vull arribar. Només desig que

molts de nins, joves i no tan joves tinguin l’oportunitat de gaudir llegint, així com jo

ho faig escrivent.

4- Hi ha algú més a la teva família que també estigui dins aquest mon de la literatura

No, només jo.


5- Has tingut suport per part dels teus amics i familiars a l’hora de portar la teva obra

a editorials. T’han animat a fer-ho ?
Si, h’ estat molt recolzada per la meva família. Sempre i des de el primer dia que vaig decidir començar a escriure.

6-Que pots dir del teu llibre, per animar a la gent que esta escoltant a que compri
la teva obra.?

Dons, que malgrat sembli un llibre per un públic infantil, també esta adaptat a totes les edats. Té fantasia, amor, tensió, intriga i un final feliç. Es bo de llegir, perquè només té 105 fulles. I be, jo no puc ser objectiva amb la meva pròpia obra, es millor
que la gent la pugui jutjar llegint.

LECTURA!!!!

Llegamos al pueblo de noche. Como bajaba mucha gente del autobús, nadie reparó en dos niños De diez años. Cargamos nuestras mochilas a la espalda y
empezamos a caminar en dirección a la casa de mis abuelos, que por suerte o casualidad
estaban de viaje. Tendríamos, por tanto, la casa para nosotros solos, y como estaba
alejada de todo, no levantaríamos sospechas entre los demás vecinos ni corríamos el
riesgo de que avisaran a nuestros padres.
Recordé que la abuela siempre escondía una llave de la casa debajo de la maceta
con forma de enanito, así que no tendríamos problemas para entrar.

Desde luego, pensé que no debíamos permanecer mucho tiempo allí, pues lo
más importante era encontrar a Max y que nos diera una explicación.

La casa se hallaba bastante lejos del pueblo, y además, la carretera que llegaba
hasta ella no estaba demasiado iluminada; pero, por suerte, en nuestras mochilas había
de todo, pues se suponía que nos íbamos de colonias y estábamos preparados. Así que
buscamos nuestras linternas y reemprendimos la marcha por la oscura carretera. Ya
habíamos dejado el pueblo atrás y llevábamos un rato caminando cuando oímos pasos
detrás de nosotros. Nos asustamos.

-¿Has oído ese ruido, Diego? Parece como si alguien nos siguiera..

-Sí, también lo he oído, pero no se ve a nadie. A ver, alumbremos los dos a la

vez y así podremos ver mejor. Podía ser cualquier animalito del bosque -dijo Diego.

-No veo nada, y tengo un poco de miedo –confesé.

-Sí, yo también siento miedo. No creo que un cuerpo de unos cuarenta kilos

pueda tener mucha fuerza; espero que sólo sea un conejo -dijo Diego intentando

hacerme reír.

No dejábamos de alumbrar hacía donde procedía el ruido, pero como no se veía

nada y había cesado, seguimos caminando.

Al cabo de unos segundos, los pasos se oyeron fuerte y cerca, así que nos

giramos a la vez sin dejar de alumbrar. Nuestras pequeñas manos temblaban del miedo

y no podíamos mantener las linternas derechas.

Mirando sin poder ver nada, de repente, y delante de nosotros, un enorme

estruendo acompañado de mucho humo nos invadió. Fue tan inmenso que nos hizo

retroceder unos pasos y casi nos caemos al suelo.

Cuando el humo blanco desapareció, delante de nosotros se encontraba un

hombrecito muy extraño; parecía un personaje de cómic. Enseguida pensamos que

podría ser Max y los dos a una dijimos:

-¡Max, eres tú!

Con la luz de las linternas apenas distinguíamos su cara, pero en sus manos

sujetaba una especie de lámpara antigua con una luz muy tenue. Sin contestar a nuestra

pregunta y con mucho miedo, nos acercamos cogidos de la mano hacia el extraño ser

que estaba ante nosotros. De repente, una vocecita invadió el silencio de la noche.

-¡Hola, chicos! Sí, soy yo, Max, el que os escribió la carta y os ha metido en

este lío.

Cuando al fin pudimos verle mejor, descubrimos que su aspecto no era humano.

Tenía la estatura de un niño de alrededor de diez años, así como nosotros. Su cuerpo, o

por lo menos lo que veíamos de él, era más bien rellenito; la cabeza era muy redonda y

tenía mucho pelo, liso, largo y de color anaranjado. Los ojos eran muy grandes,

marrones y sin pestañas. La nariz y las orejas eran como la de los humanos, pero

extremadamente pequeñas. Lo más llamativo de él era la boca, semejante a la de un

animal predador, con dientes grandes y afilados y colmillos largos. Como la boca de un

lobo.

Los brazos y piernas eran parecidos a los nuestros, a excepción de los dedos,

pues sólo tenía cuatro en las manos y tres en los pies.

Llevaba una vestimenta muy peculiar y llamativa: una túnica larga y verde

brillante, con grandes botones dorados y sin cinturón. Calzaba sandalias cruzadas

delante, de color negro y con una extraña forma de estrella. Eran muy originales y

bonitas.

Después de la inspección que le hicimos de arriba abajo, nos acercamos un poco

más a Max y él se dirigió a nosotros con una gran sonrisa., enseñándonos sus grandes

colmillos. Asustaba un poco, pero su mirada era tan dulce que nos tranquilizaba.

-Sí, chicos, Aurora, Diego, como ya os he dicho, soy Max, un alongué mágico.

Y ahora supongo que querréis una explicación de todo, ¿no?

Con la boca abierta y tartamudeando, Diego contestó, y después me empujó a

mí para que yo también hablara.

-¡Claro, claro! Que… que… queremos saberlo todo. ¿Por qué nos hemos

convertido en niños?, ¿cómo ha sido posible hacerlo? ¿Y de dónde has salido tú?, ¿cuál

es la misión que se anuncia en la carta y todo lo demás?


MALLORCA FANTÀSTICA 2007

MALLORCA FANTÀSTICA 2007
Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis