Booktrailers de BELLVER-Joana Pol

Loading...

miércoles, febrero 07, 2007

María Jesús González Vázquez entrevistada por Sandra Llabrés y Joana Pol en "Es Racó Literari de 3 de Nit"

La autora de esta semana fue María Jesús González Vázquez, con lo que nuestro pequeño rincón literario viajó hasta Ourense. Para el archivo audiovisual de la lectura de la obra de nuestra escritora, Joana Pol escogió en esta ocasión imágenes de arte americano con las chicas típicas de los posters de los años 50-60: mujeres que hoy en día estarían absolutamente obsoletas, con lo cual Joana le hace un guiño a la autora de Ourense, porque María Jesús retrata precisamente mujeres de hoy. Sandra intervino interpretando a la voz femenina, Carles Riera y David Fleta nos hicieron los honores en las voces masculinas. ¡Que lo disfrutéis!




MARÍA JESÚS GONZÁLEZ VÁZQUEZ autora de PLACERES RECUPERADOS.
Si por lema se entiende lo primero que pone algún diccionario al buscar la palabra, es el tema de un discurso. Tendría, entonces, que decir simplemente:
Las autoras y autores noveles merecen atención: ¡préstasela!
Si el lema es el norte que te guía en la vida y se cuela en tu escritura tengo que limitarme a resaltar unas conocidas y poco originales palabras: SOLIDARIDAD, PAZ, AMOR Y BELLEZA. Pero ¡ojo! No soy Teresa de Calcuta, ni Francisco de Asís, ni Ghandi. Tan solo una ciudadana corriente que escribe y desea proporcionar un buen rato a quien lo busque en la lectura de un libro.


1/Me llamo María Jesús: por ese nombre me conocen como articulista, autora de un libro anterior al que hoy se comenta y como luchadora por la dignidad de todas las mujeres en el mundo asociativo.

En mi familia y lugar de origen, además de lo dicho, me llaman MARISÚ. En casa, SUSI. Me podéis recordar como os guste, pero, sobre todo, podéis leer mi segundo libro: PLACERES RECUPERADOS.

Nací en Ourense avanzada la posguerra, tan avanzada que yo no me enteré de ese hecho hasta que fui mayor. Lo poco que oía mencionarla me parecía algo lejanísimo, y similar a las fantasías de todo libro cuento o tebeo que caía en mis manos desde que aprendí a leer que fue muy pronto. En mi ciudad transcurrieron mis primeros estudios que completé en las Universidades de Santiago y Madrid.

En esta última ciudad transcurre mi vida, mis avatares profesionales y mi intensa actividad asociativa, con cada vez más frecuentes visitas a mi ciudad y familia de origen. La propia es pequeña: tengo ¡qué le vamos hacer! el mismo marido de siempre. Y dos hijos varones guapísimos que quieren y respetan y comparten todas las tareas con sus encantadoras compañeras: como hijos de feminista que son. Las feministas, aún hay que seguir demostrándolo, somos personas muy normales. No atentamos más que contra la injusticia.
He sido profesora de materias pedagógicas y directora de un centro cultural, pero como escritora, estoy más influida por mi vida asociativa. He sido presidenta de la Federación de asociaciones de Mujeres Progresistas de Madrid. Sobre esta actividad publiqué un largo artículo en la revista internacional GÉNERO Y EDUCACIÓN. Otros artículos míos de educación o temática feminista, aparecieron en la revista INTENTO y en el periódico Villa de Madrid o en la publicación local Distrito 21. En el año 2003 se publica mi libro de relatos COINCIDIMOS UN TIEMPO, que se presentó en el Liceo de Ourense y en el Ateneo de Madrid. Fue muy bien acogido por quienes pudieron leerlo, pero la distribución escasa de los autores noveles nos priva del placer de llegar a lectores/as que nos disfrutarían.

Mis últimos artículos de género aparecieron en la nueva etapa de la revista CUADERNOS PARA EL DIALOGO, y el más reciente sobre violencia apareció en el diario LA REGIÓN de Ourense.
Colaboro en una publicación vecinal de un distrito de Madrid, con artículos de opinión y comentarios literarios de algún libro recomendable. Estoy muestreando un conjunto de poemas ya registrados, FANTASMAS DE INCENDIO, y trabajo en una novela, de la que ya tengo gran parte escrita. He tomado hace un tiempo la decisión de dedicar mi tiempo preferente a la escritura. La había aplazado demasiado.

Y este es más o menos el resumen de mi trayectoria literaria incluyendo las circunstancias que han influido en ella. Tanto para aplazarla en otro tiempo, como para enriquecer su contenido ahora.

2/Manifiesto:

Aunque como narradora parezca tardía, no lo fui como escritora ni como poeta. De niña y adolescente escribía cuentos y poemas. Los regalaba a mis amigas. Algunas compañeras de colegio que dejé de ver durante mucho tiempo, he sabido en los últimos años que aún conservaban mis poemas. Una amiga que aparece en Placeres recuperados, la obra que ahora he sacado, me dice que todas esperaban con ansia la llegada de los cuentos que escribía por Navidad. En cambio yo los había olvidado. Pero con la presentación de mi primer libro recuperé tantos contactos y me aportaron tantos recuerdos y me manifestaron tantas alabanzas, que solo por eso ya mereció la pena el esfuerzo.

Quiero reivindicar el derecho a ser cada uno de la época en la que vive, y a escribir y ser leída en función de su talento, no de la edad ni de la fama. Y digo esto porque a los que abandonamos la juventud se nos considera de otra época. Y hay editoriales que te discriminan no en función de la calidad de tu obra sino por la edad que tienes: ya ni la leen. Se lo comenté en un coloquio, hace años a la escritora Rosa Regás, y se quedo algo asombrada. “No hay edad para escribir, yo empecé tarde”.Pero lo mismo que no pretendemos compararnos en calidad, los/las autores o autoras noveles no estamos en sus circunstancias. Y nuestros libros pueden dormir eternamente guardados sin que nadie quiera conocer si tienen la dignidad suficiente para ver la luz. Las editoriales pequeñas también tienen problemas y van a lo seguro y otras sacan lo que sea, con lo que pienso que nos perdemos la aportación cultural y creativa de mucha gente, cuando se publica tanto libro comercial por todo menos por su calidad. Ahí las instituciones culturales locales y autonómicas tendrían que hacer un gran esfuerzo objetivo y no ideológico. Porque la cultura es de todos y para todos.

Si os preguntáis como contuve durante años la pasión de escribir, os diré que la canalicé de mil maneras: En documentos, actas, cartas a las amigas y material de trabajo, me proponía dotar de belleza y ritmo a la escritura. De hecho, uno de los relatos de mi primer libro está contenido en una carta real escrita a una amiga, que por cierto, forma parte del grupo de protagonistas de Placeres recuperados, que además de personajes de ficción cuenta con personas reales.
Muchas circunstancias aplazaron mi dedicación a la escritura pero mejor os lo cuento transcribiendo algún que otro párrafo del inicio de mi libro actual.
La futura narradora aprendió a leer casi sola, con escasa y poco profesional ayuda, jugando a descifrar dibujos que eran letras y frases y palabras. Ahí nació su afición literaria, que se satisfacía ejercitando su nuevo conocimiento en cualquier objeto papel o libro que tuvieran un espacio.

Aquí dice Sanocal, granulado, y aquí colección Azucena, cuentos de hadas. Y a continuación añadía algo de su propia cosecha “María toma Sanocal para crecer y poder jugar y leer todos los cuentos de hadas”
De aquellos inicios pasé a vivir la vida, los estudios el trabajo, el amor los hijos, los traslados, la lucha feminista... ¡tantas cosas! Y el gusanillo escarbando y mi marido diciendo “haces unos textos-o unas actas, o lo que fuera-tan literarios que sorprenden a quienes los escucha. Por qué no retomas la escritura”. Esto fue bastante determinante, porque me dio, en principio, ánimo y confianza. ¡Gracias, Juan por el empujón! Tú si que escribes cosas importantes, aunque no sean del género narrativo.
Hace unos diez años que paulatinamente, volví a la escritura y ya es mi ocupación preferente. A ver si hay posibilidades de buena distribución de mi libro.


3/ Mi libro, Placeres Recuperados, lleva un prólogo escrito por una magnifica profesora, Ersilia Lorenzo, catedrática de lengua española y literatura en Madrid, aunque gallega de origen como la autora. Y uno de los párrafos de este prólogo dice así: Aprovecha María Jesús a un grupo de amigas, para hacer literatura testimonial, nos acerca a una realidad que ella conoce muy bien que es el mundo de la mujer con sus dificultades y sus experiencias en los distintos campos: históricos, sociales, familiares, amorosos, culturales..., nos brinda un homenaje a las mujeres maduras.
Pero este libro, con un hilo conductor donde se mezclan las personas con tinte de personaje, con la literatura y la gastronomía; donde aparecen desde menús a recetas de cocina, está integrado por relatos intercalados con personajes de diversa edad y condición y una trilogía que constituye realmente una novela corta.
A continuación se transcribe la página de uno de los relatos, titulado UN DISCUTIBLE ENGAÑO. El protagonista, Rafa, habla:


No me creo eso de que llega un momento en que uno se cansa de la vida. No me lo creo. Lo digo yo que estoy con un pié en el otro lado y tiro de él hacia aquí con la fuerza que me queda, aunque no pueda atraparlo...

Cada mañana, cuando la luz empieza a colarse dentro de las paredes malva que protegen mi sueño, me alegro de vivir, y de que Marta este a mi lado esperando, con los ojos cerrados, a que yo me mueva para levantarse. Ella ha sido siempre así: cuidadosa de mi descanso...

A lo largo de nuestro matrimonio nunca pensé en complacerla. Vivíamos en armonía, con pocos altibajos; funcionábamos como pareja, fue buena la convivencia. Pero en lo que a mí respecta, no hubo esfuerzo. Simplemente resultó.


Bueno, no quiero destripar el relato, por lo que los oyentes tendrán que conformarse con eso. Pero como quiero pensar que les ha sabido a poco, voy a obsequiarles con otro aperitivo. Y por aquello de la paridad, como acaba de hablar un hombre, escucharemos ahora a una protagonista femenina del primer relato que forma parte de la trilogía incluida en el libro y que se titula ASÍ ERA UN RESCOLDO:


Carmen llega a Rosas con muchas expectativas. Le han ensalzado la belleza de la bahía, de las extensiones de arena que la jalonan, de la comodidad de los hoteles a pie de playa, que distan lo suficiente del bullicio del pueblo.
Nunca, anteriormente, ha visitado esta localidad, pese a lo mucho que le hablaron de ella en su primera juventud. Ha sido ahora, al escuchar una opinión laudatoria en su actual entorno, cuando ha decidido pasar allí unas vacaciones; y espera sacar partido de todo lo que le ofrezca la pintoresca localidad.
Para empezar se ha apuntado a un centro de Talasoterapia y escogido una habitación de hotel con vistas a la bahía, en un establecimiento confortable del Paseo Marítimo. En la zona de Santa Margarida.
Trae el equipaje justo. Es organizada y casi siempre consigue lo imposible: que nada le falte ni le sobre. Los complementos vistosos pero de valor escaso.
----No quiero preocuparme de cajas fuertes ni de cacos.
La ropa de buen gusto, no muy definida, para toda ocasión.
---solo un par de trapos, por si se tercia algo. Y unos leves conjuntos playeros con calzado cómodo para largos paseos, pero bien combinado. Por supuesto bañadores.
---Ya sé que no estoy nada mal, pero a los cincuenta y tantos hay que olvidarse del bikini, a no ser que no te vaya a ver nadie. Y en ese caso tampoco lo necesitas: es estupendo un baño de sol completo...
Además de los buenos propósitos, Carmen se ha traído un par de libros cuya lectura tiene pendiente debido, sobre todo, al escaso tiempo que le deja su infatigable actividad.
---quiero descansar, preocuparme solamente de mí. Ordenar mis recuerdos, sacar provecho de mi soledad.
Está tan animada que no parece que haya dejado atrás dos matrimonios, ni que sus hijos se acaben de independizar, vaciando el nido.
---Los fracasos me duelen. No soy de piedra, pero he decidido no cerrarme a nada. Ni siquiera a una aventura pasajera ¿qué más puedo esperar? A mi edad y con mis historias... no precisamente el amor eterno.....
Carmen es brillante. Una abogada de éxito, pero en asuntos del corazón se deja llevar de las emociones más de la cuenta y de lo que le dicta la cabeza.


Y ahora si que, si queréis conocer cómo fue la estancia de Carmen en Rosas os tenéis que animar a adquirir el libro. Podéis pedirlo en vuestras librerías y ellas a su vez a Ediciones Atlantis, C/ Hortaleza, 104,bajo.28004, Madrid. Tfno. 91-7025173. De momento solo puedo decir a mis paisanos que en las principales librerías de Ourense pueden encontrarlo. Y a mis vecinos de tantos años de la Alameda de Osuna, en el Distrito de Barajas de Madrid, en la librería del centro comercial, en la librería Canoa y posiblemente en otras del barrio que lo tengan o lo pidan. Además de la Casa del libro para quien le pille mejor. Gracias a todas y a todos. Y que no se olviden las Asociaciones de mujeres de comprarlo para sus asociadas, porque se lo dedico a todas y les encantará. Gracias otra vez. ¡Hasta siempre!.


Maria Jesús González Vázquez.

Ourense 18 de enero de 2007.

2 comentarios:

JUAN dijo...

Te felicito, María Jesús, por la entrevista y por tu trayectoria literaria. Te deseo suerte con tu novela.Me alegra que vivas en Orense: mi hijo vive ahí y pronto va a contraer matrimonio con una galleguíña. Saludos desde Cádiz

Anónimo dijo...

Marisú es una mujer encantadora y llena de virtudes, al igual que lo era Remedios y Julio.Felicidades por tu obra literaria que gracias a ella nos haces pasar gratos momentos.Un saludo atentamente desde Orense.

MALLORCA FANTÀSTICA 2007

MALLORCA FANTÀSTICA 2007
Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis